Los 75 años de LaVuelta se celebrarán en Holanda, ¿dónde mejor?

760
Compartir
Primera etapa Lavuelta20
Ruta de la primera etapa de LaVuelta de 2020, por Holanda. Infografía: lavuelta.es

La Vuelta Ciclista a España cumple 75 años en 2020. Para servidor, la Vuelta era la de Marino Lejarreta, Perico Delgado o Miguel Indurain (no conocí a los grandes nombres anteriores, cuestión de edad, qué se le va a hacer). Viéndoles pedalear, sudar y sufrir pasamos tardes eternas de veranos delante del televisor, con chapas de los botellines de refrescos adelantándose unas a otras en un circuito imaginario dibujado sobre el suelo fresquito de la casa caliente en plenas vacaciones. Hoy es la Vuelta, a secas (LaVuelta, que es más moderno) y desde hace algún tiempo ya se entregó a la moda merketiniana de pasar en algún momento de la ronda, normalmente al principio, por algún sitio que no es España. Quizá por eso se llame LaVuelta, a secas. Y a lo mejor en un futuro próximo se llame UnaVuelta, quién sabe. Pero es que para la edición de 2020, la del 75 aniversario, han decidido que las tres primera etapas, las tres primeras, se disputen en Holanda. Ole.

El negocio es el negocio

Esto de pasar por sitios que no son España tiene su explicación, con toda probabilidad, en el aspecto económico. Ya saben: hay que ampliar mercados de expectación, estamos en un mundo de acontecimientos globales y bla, bla. Y seguro que es rentable, porque si no no se explica que el famosísimo rally París-Dakar fuera cambiando su ruta hasta dejar de llamarse París, quedarse solo como el Dakar y, sin embargo, disputarse en Suramérica. Que siendo ya así, qué más da por dónde discurra. Y seguro que por eso Javier Tebas, el inefable presidente de LaLiga (antes Liga de Fútbol Profesional, y no sabemos si quien decidió renombrarla como LaLiga fue la misma persona que decidió lo de LaVuelta y, vaya usted a saber, si el que pensó que mejor llamarse LaSexta), no solamente dispone de los horarios de los partidos de fútbol para que los vean otros individuos de cualquier parte del mundo antes que los propios seguidores locales de cada equipo, sino que está empeñado en empezar a llevarse encuentros a otros lugares que, nuevamente, no son España. Como por ejemplo, los Estados Unidos.

Pero nos acostumbramos

Bueno, pues nada. Nos acostumbramos. Qué se le va a hacer. Lo tomamos como una desnaturalización de cada producto que de alguna manera nos separa de ellos porque ya no son los mismos que conocimos y que amamos, y solo queda tragárselo. Pero de pronto aparece un señor, como por ejemplo en este caso el director de LaVuelta, Javier Guillén, y dice que como Holanda es un país tan ligado al ciclismo, pues que no se le ocurre “un mejor lugar” para celebrar el 75 aniversario de LaVuelta. Y no seré yo quien critique al señor Guillén, ¡por favor!, pero vamos, que si esa celebración se llevara a cabo por las carreteras de España y con los aficionados a las dos ruedas de España, no sé, quizá tendría más sentido. Así que si hablamos de dinero, hablemos de dinero sin vergüenza, sin complejos. Pero no mezclemos con sentimientos. Por favor. Un poquito de consideración. Mejor que no.